Ruinas de Pompeya: Historia, descubrimiento, cuerpos y mucho más

Descubre en el presente post todo lo relacionado a las majestuosas ruinas de Pompeya, de cuya historia desprenden interesantes anécdotas, así como también los secretos ocultos tras esta ciudad que fue enterrada con sus pobladores.

ruinas de pompeya

Historia de las ruinas de Pompeya

Una de las teorías con mayor repercusión sobre el origen de las ruinas de Pompeya refiere a la gran explosión en el Monte Vesubio el 24 de agosto durante el siglo 79 d. C. Esta gran erupción provocó que miles de personas quedaran atrapadas y enterradas entre los escombros, quedando así parte de Pompeya completamente arruinada.

El volcán Vesubio es considerado como uno de los más agresivos y peligrosos, por la cantidad de erupciones causadas anualmente. La historia de estas ruinas de Pompeya, si se quiere ver, se debió a una gran tragedia que causó conmoción tanto a Italia como el resto de Europa. Del mismo modo, puedes conocer la historia de Pompeya como tal, anterior al deslave del volcán.

ruinas de pompeya

Una minoría de investigadores dedujo que las ruinas de Pompeya no nacieron como producto de la erupción del Vesubio, sino de El Coloso, otro volcán bastante riesgoso que se encuentra en las montañas de Pompeya. Sin embargo, esta hipótesis fue descartada, pues El Coloso no hacían erupciones desde el siglo anterior al Vesubio.

Gracias a este accidente abrumador, las ruinas de Pompeya quedaron rodeadas con montañas de gran altitud. La furia del Vesubio no sólo acabó con la ciudad de Pompeya, sino también afectó notablemente parte del territorio Herculano. Alrededor de medio millón de personas murieron durante el siglo 79, sin tomar en cuenta a los demás afectados que lo perdieron todo.

ruinas de pompeya

En el siglo 79, la gran erupción del Vesubio causó un estruendo similar al que produce una bomba atómica, arrojando cantidades de fuego, ceniza y piedras a toda la ciudad. Una gran nube gris de escombros azotó la comunidad, acabando con todas las viviendas situadas en la zona céntrica de Pompeya. Así como las ruinas presentan bellos monumentos, puedes conocer sitios de interés en Italia. (ver: monumentos de Italia).

La explosión provocó el entierro por causa de lava y ceniza en Pompeya, a tal punto de quedar sumergida unos 20 metros de profundidad. Una parte de sus habitantes murieron asfixiados en consecuencia de inhalar los gases causados de la gran erupción. Otros murieron enterrados bajo los escombros. Quienes lograron sobrevivir al poder del Vesubio, perdieron sus viviendas y a sus seres queridos.
Pompeya personas congeladas en cenizas

Actualmente los pompeyanos gozan de tranquilidad, pues el Vesubio no ha causado más erupciones costosas. Los estudiosos plantean que pasarán algunos años más para precisar cuándo será la futura erupción de este peligroso volcán, el cual abrió paso a lo que se conoce hasta el día de hoy como las ruinas de Pompeya.

Los manuscritos de la antigüedad, como los d Plinio, establecen que la fecha de la destrucción de Pompeya fue el 24 de agosto. Otros libros prefieren mantener el hermetismo sin asegurar una posible fecha, aunque también es asociado al 1 de noviembre. Se toma el 24 de agosto como la más próxima, ya que la erupción del Vesubio se dio en pleno otoño.

ruinas de pompeya

Los aportes de una arqueóloga llamada Grete Stefani son tomados en cuenta para hacer dudar sobre el 24 de agosto como la fecha estipulada, ya que entre los escombros encontró una moneda bastante longeva, perteneciente a la época de ito Flavio Sabino, lo que indica que la erupción del Vesubio pudo ser posterior a lo que reflejan las cartas antiguas sobre el hecho.

Uno de los testimonios más importantes sobre la devastadora erupción que provocó que Pompeya quedara en ruinas es la de Plinio el joven, ya que su tío Plinio el viejo murió en una de sus reiteradas visitas en la ciudad italiana. Todas las vivencias son contadas en una carta dirigida a Cornelio Tácito.

ruinas de pompeya

Plinio fue uno de los primeros hombres en acercarse a las ruinas de Pompeya horas después de la erupción, con la finalidad de ayudar a los afectados en encontrar los restos mortales de sus seres queridos. Aparentemente, las cartas de ese hombre sirvieron para reconstruir un poco los acontecimientos que dieron lugar para la historia sobre las ruinas de Pompeya.

Testimonial de Plinio el joven

Según la carta de Plinio Todo marchó bien ese 24 de agosto en Pompeya, los hombres trabajaban (comúnmente muchos de ellos se dedicaron al oficio de pintar retratos en lienzo). Otro grupo de obreros se encontraron levantando un gran mural, con la labor de entre 15 y 20 hombres de gran fortaleza. Poco a poco los obreros comenzaron a sentir una extraña sensación originada desde el Monte Vesubio.

Posteriormente, uno de esos pintores dejó caer pintura desde andamio, como parte de un movimiento involuntario. Otro de los obreros vio como su pequeño muro se hizo pedazos en cuestión de segundos, mientras la nube gris de cenizas asechaba la ciudad de Pompeya.

Que ver en las Ruinas de Pompeya

De alguna u otra manera se hicieron sentir las premoniciones que darían paso a la historia sobre las ruinas de Pompeya, ya que la esposa de Plinio el viejo observó que la montaña tomaba un aspecto anormal y principalmente, con la emanación de un vapor muy espeso. Con el transcurrir de las horas, el vapor cubrió parcialmente la montaña del Vesubio, aunque pocos prestaron mayor atención al hecho.

Plinio sostiene que la casa donde vivieron su tío y esposa se encontraba muy cerca de Pompeya, además de gozar de un maravilloso paisaje cercano a la playa. Todos los días detallaban con atención la inmensa nube que se formó en Vesubio, vaticinando que éste tarde o temprano haría una erupción devastadora.

ruinas de pompeya

Al día siguiente empezó a caer ceniza en la ciudad de Pompeya, acompañada de piedra pómez, destruyendo casas a su paso y asfixiando a los transeúntes que estaban circulando por la calle en el preciso momento. Ya en la noche, la lava recorrió por toda Pompeya hasta fulminar todo a su alrededor, tanto a ciudadanos como a sus viviendas, dejando un ambiente dramático y desolador.

Plinio explica en su testimonio que el peor error de los pompeyanos fue esconderse en los sótanos o en las bodegas de sus viviendas, debido a que el aire acumulado provocó que algunos establecimientos explotaran inmediatamente por consecuencia del magma. Para colmo, los maleantes aprovecharon el fuerte hedor de las cenizas para causar saqueos.

Así fue como Plinio joven y Plinio viejo observaron cómo Pompeya quedó en ruinas, causado por la fuerte lava, las nubes ardientes, la piedra pómez y la fuerza de la ceniza. Plinio el viejo tenía previsto viajar a España después de los sucesos; no obstante, fue acorralado por una ola de vapor que lo asfixió hasta provocar su muerte.

¿Quién descubrió estas ruinas?

El descubrimiento de las ruinas de Pompeya se dio en el siglo XVIII, cuando se llevaron las respectivas actividades de excavación y recuperación de los esqueletos enterrados. Todos los restos encontrados y posteriormente recuperados causó gran conmoción y al mismo tiempo morbo por parte de los espectadores al especular sobre cómo sucedió el exterminio en Pompeya bajo la erupción del Monte Vesubio.

ruinas de pompeya

El Rey Carlos III fue el pionero de iniciar las excavaciones, con el objetivo de hallar restos arqueológicos en las ruinas de Pompeya. El Rey buscó ingenieros calificados que viajaran a Italia y excavaran las ruinas, el elegido para esta tarea fue Roque Joaquin de Alcubierre, uno de los arqueólogos más destacados de la madre patria. El hombre inició su trabajo en Herculano.

Para Roque fue difícil acceder hasta las ruinas de Pompeya y por ende, comenzó a recuperar las osamentas desde Herculano. Alrededor de 26 metros de lava cubría parte de Pompeya. También pudo recuperar algunas esculturas y retablos que estaban en malas condiciones; luego, todas las piezas fueron destinadas a numerosos museos para su reparación.

ruinas de pompeya

En 1748 Roque solicitó una cuadrilla de arqueólogos para ser asistido, ya que no se dio abasto para excavar todas las ruinas de Pompeya con los pocos ayudantes con los que contó en ese momento. En 1763 las ruinas de Pompeya adquieren su nombre con el que actualmente es conocido. Si eres amante de las grandes edificaciones italianas, es pertinente descubrir las bondades del Palacio Ducal en Venecia.

Todo el trayecto de las excavaciones no circuló por un lecho de rosas, ya que el Rey aspiraba a encontrar esculturas de gran peso económico y artístico. Todos se sintieron decepcionados hasta que poco a poco los objetos de valor fueron descubiertos por Roque y sus trabajadores. En 1780 el descubrimiento de las ruinas de Pompeya llegó a tal punto de encontrar estatuas muy valiosas y sacaron provecho de ello.

ruinas de pompeya

Los turistas no se hicieron esperar ante las bondades escondidas en las ruinas de Pompeya. Muchos de ellos sirvieron como voluntarios para ayudar a los arqueólogos y estudiosos en los trabajos de búsqueda.

Uno de los primeros monumentos que se dieron a conocer luego de la excavación es el Templo de Isis, por la razón de ser uno de los más conservados durante la erupción del Vesubio. De esta manera, fue re-inaugurado, pero esta vez como un santuario, donde los turistas se acercaran para orar.

Alcubierre trabajó hasta 1780 y su estilo de excavación despertó muchas suspicacias entre los investigadores. Winckelmann se encargó de desmeritar todo lo hecho por el ingeniero español, a tal punto de llamarlo “incompetente”. También le critica su incapacidad ante su contacto con la antigüedad, dejando atrás el descubrimiento de otros objetos valiosos.

La ciudad de Pompeya en ruinas

Para la historia de las ruinas de Pompeya, no tomaron en cuenta estas opiniones, al ser consideradas como subjetivas y fuera de contexto en cuanto al descubrimiento de las mismas. Alcubierre contó con la ayuda de muchas personas que no tuvieron nada que ver en cuanto estudio arqueológico, sólo con la voluntad de prestar servicio para la excavación, por lo que fue defendido por la crítica.

Roque Alcubierre creyó firmemente en que Pompeya debía recuperarse en su plenitud, para ser la ciudad que en el siglo I fue, antes de la fuerte explosión del Vesubio. Para ello, se requería recuperar los sitios turísticos, para atraer a los viajeros y alejar los miedos sobre el mito del Vesubio. Su filosofía fue unificar la vida del turista con las costumbres de los romanos.

ruinas de pompeya

Feancesco La Vega tomó las riendas en sustitución de Roque Alcubierre. El trabajo de este investigador se destacó en recuperar las pinturas romanas para su posterior modificación.

Los franceses llegan a las ruinas

Para el año 1808 las excavaciones se hicieron de forma más activa y profesional. Un mariscal de Napoleón llega a tierras pompeyanas, de nombre Joachim Murat junto a su esposa. Ambos estuvieron entusiasmados por las actividades de exploración en las ruinas. Carolina, al ser una conocedora en materia de arqueología, apoyó las actividades de ese momento, con la asesoría de su hermano.

La gestión de Murat y su esposa sirvió para rescatar las principales calles de Pompeya, que estaban recubiertas de lava y ceniza espesa. La intención de la pareja fue permitir que los turistas conocieran las ruinas de Pompeya con sus caminos despejados de todo rastro que recuerde la tragedia del 79.

ruinas de pompeya

Los trabajos de excavación se vieron en la necesidad de detenerse, por falta de divisas y apoyo de la gobernación napolitana. Sin embargo, en 1815 se lograron recuperar los principales establecimientos que hicieron vida en la localidad pompeyana anterior al declive del Vesubio. Gracias a la limpieza en las carreteras que comunican con las ruinas, se construyó un ferrocarril en 1840.

En ese mismo año, se inauguraron un par de hoteles para atraer las masas turísticas que pretendían conocer las ruinas de Pompeya. Más adelante, se dio la edificación de restaurantes para aquellos que deseaban comer con un mirador reflejando las ruinas pompeyanas, por ser el principal atractivo de la ciudad enterrada.

ruinas de pompeya

Giuseppe Fiorelli en 1863 hizo su aportación para el descubrimiento de las ruinas, porque estudió más de cerca la postura que tuvieron las víctimas al momento de la erupción. El arqueólogo necesitaba saber los últimos minutos de los muertos, qué estaban haciendo e incluso su estado de pánico al momento del desborde del Vesubio.

Hallazgo de una pareja petrificada

Un gran descubrimiento ocurrió en las ruinas de Pompeya alrededor de un centenario de siglo. Se trata de una pareja de hombres, presuntamente amantes, quienes estaban petrificados aproximadamente unos 2000 años, en virtud de la gran erupción ocurrida en el año 79 d.C, la cual arrasó con la ciudad pompeyana.

ruinas de pompeya

Gracias a la postura de ambos cuerpos, quienes quedaron abrazados, fueron denominados como “los amantes de Pompeya”. Al principio se presumió que los cuerpos eran de una mujer y un hombre, pero estudios científicos determinaron que los restos pertenecían al sexo masculino. Estos cuerpos son considerados como esculturas italianas.

Los cuerpos se encontraron en la Casa de los Criptocortinos en el año 1913. Los investigadores calificaron los restos como “las chicas amantes”. Tiempo después, la teoría que ambas eran mujeres fue descartada, al visualizar que al menos uno de los cuerpos era lo suficientemente fuerte como para pensar que se trataba de un hombre.

ruinas de pompeya

Por la postura del cuerpo de la pareja, se abrazaron minutos antes de la erupción del Vesubio. Aparentemente, sus edades oscilaban entre los 18 y los 21 años. En ningún momento se pensó que los cadáveres pertenecían a individuos mayores.

Un estudio de ADN muy desarrollado reveló dos cosas importantes: la primera de ellas es que los occisos eran dos hombres jóvenes; como segundo resultado, indica que ninguno de los dos poseían lazos sanguíneos.

En cuanto a descubrir si fueron amantes o no, no hay teorías al respecto, ni tampoco opiniones subjetivas dignas de estudio. El abrazo de los cuerpos, en efecto, despertó el interés de los historiadores, ya que un abrazo entre dos hombres no era muy frecuente en la época.

ruinas de pompeya

Massimo Osanna, director del Departamento de Genética en Italia para la época, determinó a través de un diente de las víctimas, que ambos no eran familiares. También fueron tomadas muestras en cuanto al calcio almacenado en los huesos, para conocer con exactitud el sexo de los involucrados. Ossana sostiene que estos análisis ha sido uno de los más determinantes de su departamento.

Lo que queda en deuda sobre el hallazgo de los “amantes” es su verdadero parentesco o verificar con exactitud qué relación tenían antes de morir lapidados por el Vesubio. Sólo sus últimos minutos hacen creer que este par de hombres pudieron tener algo en el pasado, aunque difícilmente se pueda determinar.

ruinas de pompeya

Ruinas de Herculano y el Monte Vesubio

El Vesubio también destruyó parte de la comunidad vecina de Pompeya: la ciudad de Herculano. Alrededor de 2000 personas murieron bajo los escombros o por asfixia en esta población italiana, que se asemeja en gran forma a las ruinas de Pompeya, por su desolador panorama en fechas recientes del 24 de agosto.

Herculano se encuentra a unos 10 kilómetros de Nápoles, que a su vez posee una zona limítrofe con Pompeya. En el Museo de Arqueología en esta provincia, reposan los restos mortales del gran Herculano; esta es una de las razones por las cuales las ruinas toman su nombre.

Documental Herculano
Hace alrededor de 2000 años, los pobladores de Herculano fueron víctimas de una potente erupción desde El Vesubio, uno de los volcanes más peligrosos de toda europa. Al igual que en las ruinas de Pompeya, los moradores advirtieron de una gran masa de humo proveniente desde las montañas. Los hombres más fatalistas huyeron a tiempo, mientras que otros hicieron caso omiso del desastroso acontecimiento que estaba por ocurrir.

El exceso de confianza fue el peor castigo para quienes vivieron en Herculano en el año 79, pues creyeron que el Vesubio jamás podría afectar su comunidad en una posible erupción. Ese error cobró muchas víctimas inocentes, quienes no tuvieron la posibilidad de huir a tiempo de esta terrible eventualidad, que hasta la fecha, sigue conmocionando a los estudiosos e investigadores.

ruinas de pompeya

Hacia el año 1000, las ruinas de Herculano seguían sepultadas en piedra pómez y lava ardiente, por lo que fue difícil comenzar su reconstrucción  No obstante, poco a poco algunos damnificados levantaron sus pequeñas viviendas con el objetivo de volver a poblar a Herculano, que hasta hace 900 años seguía estando completamente desolada.

Actualmente, tanto las ruinas de Herculano como las de Pompeya representan un centro turístico inigualable, ya que los viajeros anhelas conocer los secretos más enigmáticos de ambos lugares. De igual modo, son reconocidos como patrimonio por la UNESCO. Las entidades gubernamentales han permitido a lo largo del tiempo que los turistas realicen excursiones en este extraordinario lugar.

ruinas de pompeya

Su Museo de Arqueología colecciona restos humanos de algunas víctimas, aparte de las de Herculano. Asímismo, unas pinturas donadas por Giuseppe Fionelli, uno de los ingenieros que participó en las excavaciones de las ruinas de Pompeya. El amanecer de Herculano ofrece un maravilloso paisaje, siendo motivo de muchos turistas el caminar por la zona a tempranas horas de la mañana.

Las aceras y calles de Herculano están hechas sobre piedra pómez, la misma que originó la explosión del Vesubio. También se utilizaron otros tipos de rocas para constuir caminos reales, con el propósito de reflejar un estilo antiguo basado en senderos de piedrería. El estilo romano de las viviendas permaneció intacto, aunque las edificaciones más actuales siguieron el patrón antiguo de construcción.

La ciudad en ruinas de Herculano

Una gran infraestructura es la Casa de Salone Nero, una de las más grandes de todo Herculano. Se presume que la vivienda en sus inicios funcionó como un mercado popular, donde los ciudadanos podían comprar todos los utensilios que necesitaban. Pese a que no fue destruida por completo por el Vesubio, tenía grandes filtraciones en sus paredes producto del mal alcantarillado.

La Casa de Salone Nero además de ser una de las más antiguas, también es bastante resistente, gracias a que los ingenieros la han modificado para soportar las filtraciones. De igual modo, se eliminaron las alcantarillas que afectaban sus muros. Italia posee otros lugares de interés que pueden llamar la atención de todos los turistas en general (ver: pueblos de Italia).

ruinas de pompeya

A diferencia de las ruinas de Pompeya, en Herculano se disfrutaban más los paseos en largas caminatas, para así disfrutar el camino de piedra y las casas antiguas que mantienen el estilo arquitectónico del 79, salvo algunas modificaciones importantes para que las viviendas permanezcan en pie.

Las viviendas en las ruinas de Herculano poseen un estado óptimo, tomando como un hecho peculiar que en todas ellas, la cocina se encontraba en la entrada de ellas, es decir, que la gran mayoría de sus habitantes preparan sus alimentos próximos al aire libre. Es por ello que en la ciudad se nota un exceso de humo recorriendo cada sendero.

Hacia el centro de Herculano no hay grandes novedades qué ver, más que la iglesia, donde se concentran los feligreses a orar por la salvación de sus almas. La catedral mantiene algunos retablos de Herculano con motivo que las ruinas llevan su nombre, así como también cuadros de Jesucristo y de la virgen María.

ruinas de pompeya

Tips antes de visitar las ruinas de Pompeya

Uno de los principales consejos a tomar en cuenta para visitar este maravilloso lugar es conocer su distancia, es decir, dichas ruinas están alejadas en cuanto a ubicación de la urbe, por lo que su trayecto no es tan placentero. Sin duda, es uno de los sitios más frecuentados en todo el territorio de Nápoles, al igual que las ruinas de Herculano, también afectadas por el Vesubio.

Llevar suficiente agua potable y protector solar, por las altas temperaturas que se viven en las ruinas de Pompeya desde la erupción del volcán. Es imprescindible estar lo más hidratado posible, para que así el tour que ofrecen los guías turísticos sean disfrutables en todo sentido. Según opiniones de los viajantes, los restaurantes de la zona son bastante caros, por lo que llevar alimentos por su cuenta no está de más.

ruinas de pompeya

Una de las alternativas para visitar este lugar es por tren, ya que el transporte vehicular es prácticamente imposible. Hay que tomar en cuenta que desde el paseo en tren, se puede detallar las montañas en las que se esconde el poderoso volcán del Vesubio.

¿Dónde está ubicada?

Las ruinas de Pompeya se encuentran en la Provincia de Nápoles, Italia, una de las ciudades más desarrolladas de este país. En Nápoles por lo general se accede llegando desde un tren, aunque también el desempeño de los vehículos en la vía es bastante agradable. Tomando como referencia a Roma, estas ruinas se ubican a 240 kilómetros de ella.

Vista actual de las ruinas

Gracias a los trabajos efectuados por arqueólogos e ingenieros en el pasado, actualmente las ruinas de Pompeya resultan un lugar maravilloso para visitar. Sus pintorescos edificios, sus calles aseadas, la hospitalidad de su gente y sus museos atrapan la atención de todos los turistas en general que pasean en Nápoles.

ruinas de pompeya

Los hoteles cercanos ofrecen cómodas cuotas y ofertas atrayentes para que los turistas permanezcan a gusto en las ruinas. Es por ello que cada viajero que logra llegar a las ruinas, se lleva una grata impresión de las mismas. Según la Corporación de Turismo, alrededor de 3000 personas asisten a la localidad cada 24 de agusto.

Breve reseña e su descubrimiento

El Rey Carlos III fue el precursor de excavar las ruinas de Pompeya, para obtener sus principales riquezas a través de sus objetos más preciados. Él contrató a Roque Joaquin de Alcubierre, uno de los más reconocidos ingenieros de España. Francesco De La Vega continuó con el trabajo heredado de Alcubierre, hasta que llegaron los franceses para contribuir con sus aportes.

ruinas de pompeya

¿Cómo llegar?

La forma más práctica para llegar a las ruinas es mediante una excursión, ya que tiene más beneficios para los viajes largos. Alrededor de la Provincia de Nápoles se encuentran numerosos restaurantes y tiendas de comida, para que los visitantes se hagan de provisiones antes de llegar.

Otra alternativa es llegar por tren. Para eso, el viajero debe tomar el ferrocarril que conduzca hacia Nápoles y posteriormente uno más que se dirija hacia Pompeya. Como última opción, pero menos recomendable y más costosa, es alquilar un vehículo que lleve al turista directamente hasta las ruinas.

eLAs ruinas de Pompeya
(Visited 77 times, 10 visits today)
Categorías Pompeya

Deja un comentario